Cómo vencer la pereza

Cómo vencer la pereza

ComoSuperarLapereza

Llámalo pereza, flojera o como quieras, pero la idea de no hacer nada cuando es necesario hacerlo es considerada como un signo de debilidad u holgazanería. Aparece cuando no quieres enfrentarte a algo o cuando simplemente no quieres cumplir con tus obligaciones.

La pereza nos aleja de los objetivos. Pero cuando no tenemos ganas de nada, ¿qué podemos hacer? Poner en práctica algunos sencillos consejos:
ejercicio físico
La pereza puede venir por falta de energía y un buen recurso para generarla es el movimiento, por contradictorio que parezca.

descanso diario
¿Cómo vamos a tener ganas de hacer algo si estamos cansados?

determinar tiempos
Lo más difícil es empezar. Si nos fijamos una hora para hacerlo, que sea esa.

HACERLO URGENTE
Establecer un límite para terminar con la tarea cuanto antes es muy efectivo.

VER LOS BENEFICIOS
La pereza nos lleva a ver las dificultades antes que los beneficios de finalizar la tarea. Hay que darle la vuelta.

PREMIARSE
¿Por qué no darse un capricho por el buen trabajo? Pero hay que ser proporcionados. No vamos a premiarnos con unas vacaciones en el caribe por haber fregado los platos antes de que empiece la película de la tarde. Pero, ¿qué tal un baño relajante o un exquisito café?

PENSAR QUÉ PASARÍA SI NO SE HACE LA TAREA
Si no nos motiva pensar en los beneficios, quizás podríamos pensar en los perjuicios. ¿Qué ocurriría si no hacemos lo que tenemos que hacer?

ENCONTRAR ALGUIEN QUE TE AYUDE
El apoyo de otra persona también funciona. Ya no es la motivación de uno solo sino varias motivaciones juntas.

INTENTAR ESTAR PARADOS EL MENOR TIEMPO POSIBLE
Acostumbrarse a estar activos, hará que se nos hagan menos cuesta arriba las tareas tediosas.

DIVIDIR LAS TAREAS
Dividir la tarea hará que sea más llevadera.

TENER UN PLAN
A veces se dejan de hacer cosas porque no se tiene claro cómo abordarlas. Pensar antes en lo que hay que hacer nos lo hará más fácil.

HACER UNA COSA Y DESPUÉS OTRA
Es aconsejable concentrarse en una tarea y, una vez terminada, seguir con otra.

DESAFIARSE
Si algo parece difícil, hay que retarse a uno mismo para enfrentarse al problema. ¡Adelante! ¡Tú que puedes hacerlo!

VER EL PROGRESO
Cuando se trata de objetivos a largo plazo, una gran idea es anotar cada día nuestros pequeños avances, lo que alimentará nuestra motivación.

HACER COSAS QUE TE LLENEN
Si podemos elegir entre algo que sería útil, pero que no nos gusta, y algo que es menos útil pero que nos gusta, quédate con la segunda.

Ainara Payó Iriarte
Psicólogo deportivo y Coach
HYDRA HEALTH HOUSE

Artículo relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *