Cómo pasa el tiempo, ya hace 30 años desde aquel  octubre de 1985,  en el que abrimos por primera vez nuestras puertas, nuestro objetivo, ofrecer un centro deportivo, familiar y cercano, especializado en actividades acuáticas, con un método diferente “el método Hydra”, creado para  enseñar a nadar tanto a  bebés,  a  niños como a adultos. Es increíble pensar que  ya han pasado por aquí   más de 35.000 personas que han aprendido a nadar con nosotros.

Hoy en día,  una de las cosas que más nos enorgullece, como comentó Jorge García Galdúroz,  fundador de Hydra,  “ Es encontrarnos con clientes que aprendieron a nadar en Hydra cuando abrimos y hoy acompañan a sus hijos o nietos a las clases”, “Incluso hay personas que se iniciaron en el agua con nosotros y que después han terminado formando parte del equipo de profesionales del centro”.

Por todo eso,  quisimos celebrar una  gran fiesta con nuestros clientes, actuales y veteranos. La artista Alicia Otaegui, fué la encargada de decorar la fachada de forma muy original, usando ‘churros’ de flotación, como los que  empleamos en las clases de natación, ¡quedó precioso!,  el equipo Marriburruntzi Sinkro, realizó una exhibición de natación sincronizada y para tener un recuerdo de  estos 30 años,  organizamos  la exposición “1, 2 y 30” con fotografías tomadas en todo este tiempo.

En Hydra, seguimos apostando por nuestro método de enseñanza de natación, y además trabajamos para ofrecer otras actividades y servicios para que nuestros clientes se sientan bien. Hemos añadido otras actividades físicas, como la danza, el pilates, el yoga  y servicios de salud, como la rehabilitación y los tratamientos de fisioterapia, en estos últimos combinamos los tratamientos en cabina, con el uso del agua, siempre presente en Hydra, para recuperar y prevenir dolencias y lesiones.

Estamos muy agradecidos a todas las personas que nos han ayudado a cumplir 30 años, y esperamos seguir contando con vuestra confianza en el futuro.

Más fotos del evento : Aquí  vía Diario De Navarra.